La Arenga

Por En Junio 7, 2017 Opinión

Elecciones 17: Algunas Lecturas

Baja California Sur, La Paz.- Las elecciones del domingo pasado en Coahuila, Nayarit, Estado de México y Veracruz, fueron altamente dimensionadas como la antesala de la elección presidencial de 2018, cuando no tienen esa secuencia; es decir, el PAN ha ganado la presidencia sin gobernar EDOMEX ni Coahuila, mucho menos Veracruz. Y el PRI perdió Los Pinos en 2000 cuando tenía alrededor de 20 gobernadores.

En realidad, lo que pasó, fue que tanto el Presidente Enrique Peña Nieto -jefe directo de la clase política priista mexiquense- y Andrés Manuel López Obrador -jefe absoluto de MORENA- hicieron suya la elección de gobernador mexiquense, pasando a segundo término Alfredo del Mazo y Delfina Gómez.

Para el PRI es un respiro el retener las gubernaturas de Coahuila y el Estado de México. Supo fragmentar el voto de la oposición en estas entidades; y en medio de todo el desprestigio que se carga y la bajísima popularidad del Presidente Peña, tuvo la capacidad para continuar cosechando votos -si votos reales y sonantes-, por medio de sus estructuras y de la movilización. Enrique Ochoa Reza, sacó su tarea, sale fortalecido de esa su primera prueba de fuego electoral y –creo-, seguirá al frente del PRI hasta que haya candidato presidencial.

El PAN en esta elección sigue avanzando, crece en Coahuila, se queda con Nayarit y arrasa en Veracruz. Sufre un grave traspié electoral en EDOMEX con Josefina Vázquez Mota, lo que le indica que tendrá que reorganizar al panismo en esa entidad; y lo tiene que hacer rápido por el peso electoral que tiene ese territorio. Ricardo Anaya Cortes –creo-, sale tablas de este proceso electoral, y las críticas que reciba de sus correligionarios se enmarcan más en la lucha interna por la candidatura presidencial albiazul.

La nota panista en estas elecciones la da el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, porque el PAN -aliado con el PRD– bajo su mando político ganó en 113 alcaldías veracruzanas, resultados que le catapultan -por su operación electoral y su perfil de líder que tiene- como una seria opción panista para ser candidato presidencial y eventualmente enfrentar con éxito al mismísimo AMLO.

Andrés Manuel López Obrador, hizo algo que solo él puede hacer, formar un partido como MORENA y al mismo tiempo hacerlo crecer electoralmente, por su liderazgo social y la propia marca política exitosa en la que se ha convertido el Peje. Regeneración Nacional, creció en Coahuila, Nayarit, y sobre todo en el Estado de México. Nadie duda de que este avance, solo fue posible por la presencia nacional que tiene AMLO y eso es un gran mérito.

Pero, así como hizo crecer a su partido, también por sus errores cometidos en las dos semanas previas a la elección en EDOMEX, como pelearse con la prensa nacional, ponerle ultimátum al PRD y prácticamente quitarle a Delfina espacios de campaña para criticar sin ton ni son, le restó un importante número de votos útiles, que vieron a un Andrés Manuel intransigente, farolón y muy subido en su macho. En lo demás, todo es ganancia para MORENA y solo tendrá que ajustar su organización interna.

Al final del día, la contabilidad favorece al PRI que gana en Coahuila y el Estado de México y avanza en Veracruz. También favorece al PAN, porque obtiene una gubernatura más -la de Nayarit-, crece enormemente en Coahuila, y se consolida en Veracruz. MORENA, no logró el dulce sabor de la victoria, sin embargo, gana al avanzar en presencia electoral, en prepararse como partido para el 2018; y sobre todo, AMLO ratifica su liderazgo social que tiene como proyecto presidencial.

Estas son, solo algunas lecturas de las elecciones del pasado domingo, seguramente en las próximas semanas darán mucho más de que hablar, por lo pronto, todo mundo a su trinchera nuevamente.

Parlamentos

La dirigente estatal del ONMPRI en Baja California Sur Fernanda Villarreal González, cumplió con su tarea en el Estado de México que le encomendó su presidenta nacional Senadora Hilda Flores Escalera.

La aguerrida paisana estuvo comisionada en Naucalpan de Juárez, un municipio donde el PRI no gobierna, muy competido por MORENA y el PRD; y aun con todo esa adversidad, las activistas de tierra -en su mayoría mujeres- del tricolor, con las que se sumó al trabajo Fernanda, le aportaron su buen número de votos al triunfo de su candidato Alfredo del Mazo, una estructura y una movilización que estuvo bajo la responsabilidad política directa de Enrique Jacob Rocha, un economista y político mexiquense muy cercano al futuro gobernador de aquellas tierras, muy bien por mi paisana, que celebró el triunfo de su partido allá en Toluca.

Recibo sus comentarios en bcsmonitoreo@gmail.com

 

Comentarios

Comentarios

Deje un Comentario

  • (No será publicado)