En privado: Arturo de la Rosa

Por En Agosto 10, 2017 Opinión

Por: Dionicio Lara

Baja California Sur, La Paz.- Y el profeta Arturo abrió la boca
No hace muchos días, el Presidente Municipal de Los Cabos, el profeta Arturo de la Rosa Escalante, abrió la boca, aunque no para hablar por inspiración divina, pues lo hizo para decir sandeces. 
Sino es que estupideces.
Y nunca sabremos en realidad por qué lo hizo.
Pero hoy por hoy, lo dicho por este, se nos antoja como broma de mal gusto.
Quizás cruel.
No sabremos si tal vez al hacerlo quiso recurrir a la amarga ironía.
Tampoco sabremos si su intención fue hacer alusión a la sátira, al sarcasmo, a la mordacidad, tal cual lo caracteriza su acostumbrada, y descarada sonrisita.
Repito, no lo sabremos.
Lo cierto es que -palabras más palabras, menos-, cuando cuestionado por los medios de comunicación el alcalde cabeño intentó hablar en relación a la inseguridad que impera en el municipio de Los Cabos, (que por supuesto tiene que ver con riñas, robos, asaltos, e incluso ejecuciones), dijo: “aquí no pasa nada. Todo tranquilo, en Los Cabos se respira total paz y gran armonía”.
Antes y antes; y mucho antes, en esa región se habían registrado hechos sangrientos. Y justo ese mismo día, y al día siguiente, después de que abrió la boca, se registraron otras muchas ejecuciones.

LEER MÁS

Y nada menos este fin de semana, nomás para cerrar con broche de oro, fueron 9 las personas ejecutadas. Y lo peor fue, que algunos de estos sangrientos hechos se registraron en las playas, ante el estupor y el miedo de miles de familias inocentes, incluyendo -por supuesto- niños.
¿Pero, qué hacen las y los diputados al respecto?
Por todo esto, creo que le asiste la razón el colega Jesús Chávez Jiménez cuando dice que la mayoría de las diputadas y los diputados se las pasan cachetonamente, importándoles muy poco lo que la sociedad sufre. Y tiene razón cuando escribe que solo les importa el siguiente escalón político por donde van a ascender.
Como también tiene razón Jesús Druk González, dirigente del PRD cuando habla de que exigirá a las y los diputados que den respuestas, que se pongan las pilas y que hagan algo por regresar la paz a que estábamos acostumbrados.
Porque a decir verdad, los diputados preocupados por sus bonos y sus vacaciones; y las diputadas por sus peinados y sus zapatillas, y la mayoría de ellos por comprar carros del año, se olvidan de las elementales necesidades de los ciudadanos.
Donde por supuesto tiene que ver la seguridad que nos conlleva a la paz y la armonía.
Y derivado de ello es que toda la ciudadanía se pregunta: ¿hasta cuándo…?
Cuestión de tiempo.

Noticias relacionadas:

LEER MENOS

Comentarios

Comentarios

Deje un Comentario

  • (No será publicado)